fbpx

CUANDO NO NOS PROTEGEMOS EL CUERO CABELLUDO DURANTE LA QUIMIOTERAPIA

¿Qué ocurre cuando no hemos protegido nuestro cuero cabelludo ante la quimioterapia?

Lo más normal es que comience un leve dolorcito, que luego se puede ir agravando o no, dependiendo de cada caso.

Eso quiere decir que la raíz del cabello ha sido “visitada” por el tratamiento y la ha dejado debilitada. Es por ello que a veces,  se produce irritación, enrojecimiento, picor y en algunos casos descamación.  Algunos tipos de quimioterapias atacan agresivamente tanto a las células cancerosas como a las células sanas del cuerpo que se regeneran muy rápidamente. Las células del cuero cabelludo entran en este categoría, tal y como también lo hacen las del intestino, las de la boca y otras que se producen también con facilidad. Para muchas personas, la quimioterapia a menudo es la causa de muchos problemas en la cabellera; las consecuencias van desde sensibilidad del cuero cabelludo hasta un posible eczema.

La quimioterapia afecta el cuerpo de modo acumulativo. La mayoría de las personas sienten dolor dentro de los 7 a los 10 días después de iniciar el tratamiento, aunque la pérdida total del cabello puede tardar más de 21 días, según el centro del Cáncer “doctor en Medicina Anderson” de la Universidad de Texas. Como el cuero cabelludo se vuelve extremadamente sensible, algunos pacientes sienten una constante sensación de ardor en esa zona. A medida que los folículos del cabello van cayendo, la picazón aumenta, el ardor y la sensibilidad van creando un problema más que incómodo para los pacientes con cáncer. Encima que la pérdida del cabello ya genera suficiente angustia antes de empezar el tratamiento, si a eso le sumas un dolor y una incomodidad que no esperabas, la situación empeora aun más.

Cada pelo en el cuerpo crece a partir de un folículo piloso. Pequeños vasos sanguíneos en el cuero cabelludo suministran las células de estos folículos con alimento y oxígeno, llevándose a la vez los productos de desecho. Es por esto que cualquier fármaco en el torrente sanguíneo terminará por llegar a los folículos pilosos. Esto también ocurre en los fármacos administrados durante la quimioterapia y trae como consecuencia la caída temporal del cabello en muchas ocasiones.

Podemos defender esta parte de nuestro cuerpo y sin embargo continuar con nuestro tratamiento normalmente.

Contamos con varios tratamientos sin efectos secundarios que pueden salvar tu pelo:linea THYMUSKIN para durante y después de la quimioterapia y los gorros frios.

¡Claro que si se puede!

Habla siempre con tu oncólog@.

54121381948